Frases Celebres

Frases Celebres de François de La Rochefoucauld

" Hablamos muy poco, excepto cuando la vanidad nos hace hablar. "
" Si tuviésemos suficiente voluntad casi siempre tendríamos medios suficientes. "
" Solemos perdonar a los que nos aburren, pero no perdonamos a los que aburrimos. "
" No hay disfraz que pueda largo tiempo ocultar el amor donde lo hay, ni fingirlo donde no lo hay. "
" Cuando nuestro odio es demasiado profundo, nos coloca por debajo de aquellos a quienes odiamos. "
" Lo que hace que la mayoría de las mujeres sean tan poco sensibles a la amistad es que la encuentran insípida luego de haber probado el gusto del amor. "
" Cuando no se encuentra descanso en uno mismo, es inútil buscarlo en otra parte. "
" Las personas afortunadas se corrigen poco: Creen tener siempre razón mientras la fortuna sostiene su mala conducta. "
" La vejez es un tirano que prohíbe, bajo pena de muerte, todos los placeres de la juventud. "
" Es necesario tener tanta discreción para dar consejos como docilidad para recibirlos. "
" No se elogia, en general, sino para ser elogiado. "
" No se debe juzgar a un hombre por sus cualidades, sino por el uso que hace de ellas. "
" Lo que hace que los amantes no se aburran nunca de estar juntos es que se pasan el tiempo hablando siempre de sí mismos. "
" No hay tonto más molesto que el ingenioso. "
" Es muy difícil que dos que ya no se aman, riñan de verdad. "
" La esperanza, no obstante sus engaños, nos sirve al menos para llevarnos al fin de la existencia por un camino agradable. "
" El verdadero valor consiste en hacer uno sin testigos lo que sería capaz de hacer ante todo el mundo. "
" La intención de no engañar nunca nos expone a ser engañados muchas veces. "
" La ausencia disminuye las pequeñas pasiones y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las velas y aviva las hogueras. "
" Los apellidos famosos, en lugar de enaltecer, rebajan a quienes no saben llevarlos. "