Frases Celebres

Frases Celebres de Henry F. Amiel

" Dime lo que crees ser y te diré lo que no eres. "
" El destino puede seguir dos caminos para causar nuestra ruina: rehusarnos el cumplimiento de nuestros deseos y cumplirlos plenamente. "
" La divagación es el domingo del pensamiento "
" Lo bello es superior a lo sublime, porque es permanente y no sacia, mientras que lo sublime es relativo, pasajero y violento. "
" Si existe algún conflicto entre el mundo natural y el moral, entre la realidad y la conciencia, la conciencia es la que debe llevar la razón. "
" El amor es el olvido del yo "
" La duda en el amor acaba por hacer dudar de todo. "
" Hacer con soltura lo que es difícil a los demás, he ahí la señal del talento; hacer lo que es imposible al talento, he ahí el signo del genio. "
" La vida es un aprendizaje de renunciamiento progresivo, de continua limitación de nuestras pretensiones, de nuestras esperanzas, de nuestra fuerza, de nuestra libertad. "
" El tiempo no es sino el espacio entre nuestros recuerdos. "
" Cuesta mucho trabajo que la libertad vuelva a la franca unidad del instinto. "
" Cuanto más se ama más se sufre. "
" El hombre se eleva por la inteligencia, pero no es hombre más que por el corazón. "
" Mil cosas avanzan. Novecientas noventa y nueve retroceden. Esto es el progreso. "
" El hombre que pretende verlo todo con claridad antes de decidir nunca decide. "
" ¿Qué cosa es la locura? Es la ilusión elevada a la segunda potencia. "
" El cielo, el infierno y el mundo entero, está en nosotros. "
" La crítica convertida en sistema es la negación del conocimiento y de la verdadera estimación de las cosas. "
" La verdadera humildad consiste en estar satisfecho. "
" Cuida tu reputación, no por vanidad, sino para no dañar tu obra, y por amor a la verdad. "